Cámaras de Comercio y el apoyo al emprendimiento

Los emprendedores que quieren identificar y dar forma a sus ideas para montar un negocio, tienen un fuerte aliado en las Cámaras de Comercio de España, porque les pueden apoyar y aconsejar de manera muy profesional y orientándoles bien los esfuerzos de la iniciativa que tengan.

Si estás pensando en crear una empresa o iniciar una actividad por tu cuenta, en tu agenda de acciones debes dejar un sitio preferido a las Cámaras de Comercio. Están actualmente muy enfocadas al apoyo de la iniciativa emprendedora.

El acompañamiento de las cámaras de comercio a las nuevas empresas ya no se limita solamente a la generación del registro mercantil, sino que va más allá, brindando asesoría en temas claves como análisis de mercado, acceso a fuentes de financiación, marco jurídico para la creación de la empresa y estructuración de la idea de negocio.

Las cámaras de comercio se están posicionando como una de las principales herramientas con las que cuentan los emprendedores para dar forma a sus ideas y convertirlas en empresas exitosas. La mayoría de estas agremiaciones se encuentran desarrollando actualmente proyectos y programas con los cuales ofrecen formación a los nuevos empresarios para estructurar sus empresas y abrirles espacio en el mercado.

De igual forma, las cámaras brindan herramientas para que las nuevas empresas entren al mundo digital con estrategias de e-commerce, networking y desarrollo web.

Alcance del apoyo al emprendimiento de las Cámaras de Comercio

Puede que en la fase en la cual se encuentra una empresa en el mercado, ya goza de cierta madurez y con una operativa rentable, pero quiere modificar y modernizar sus procesos y productos para acceder a nuevas oportunidades de negocio.

Las Cámaras de Comercio te darán como emprendedor unos consejos básicos

– En primer lugar, debes valorar si tu proyecto se adapta a tus habilidades y encaja con tus gustos, aficiones y tu situación personal.

– A continuación, debes reflexionar que, si aún no tienes una idea de negocio, búscala en tu entorno: trabajo, vida diaria, iniciativas de éxito de otras personas, etc.

– En el caso de que ya tengas la idea, merece la pena darle forma con un plan de empresa que incluya, al menos:

  1. a) el detalle del producto o servicio que ofrecerás considerando su vida útil.
  2. b) el mercado donde te desenvolverás y tu potencial de mercado.
  3. c) la operativa de producción y gestión de tu negocio.
  4. d) el plan de viabilidad del proyecto poniendo especial cuidado en hacer unas previsiones económicas y financieras lo más realistas posible.

Fuentes de financiación y ayudas

¿Necesitas conocer cómo financiar tu negocio? ¿Quieres saber si hay alguna subvención disponible para tu proyecto?

Toda empresa necesita de recursos para asegurar su funcionamiento.

El consejo que te van a dar las Cámaras de Comercio, pasan por:

– Que verifiques y decidas cuál es la fuente de financiación que más te conviene.

– Puedes recurrir a tus ahorros (tu propio capital) y/o la suma de aportaciones que conforman el capital de los socios.

– Puedes recurrir a préstamos o créditos procedentes del mercado.

– O puedes recurrir a la autofinanciación generada por la propia actividad.

– También puedes acceder a algún tipo de alguna ayuda o subvención disponible.

Pero la regularidad y fiabilidad de cada fuente de financiación es también muy dispar. En particular, las ayudas y subvenciones; es cierto que constituyen un apoyo para arrancar, pero, por sí solas, no pueden asegurar la sostenibilidad del negocio.

En suma, elegir una u otra fuente va a depender de la cantidad a financiar, el plazo de amortización, su coste, las garantías que te exijan, etc.

Tramitar la constitución de tu empresa

Al acercarse el momento de poner en marcha tu negocio:

– Debes despejar las dudas sobre la forma jurídica más conveniente, las futuras obligaciones que te tocará cumplir como empresario (fiscales, de seguridad social, laborales, contables o de otro tipo).

– Conocer el proceso de tramitación necesario, de acuerdo a que te constituyas como una sociedad mercantil o que vayas a desarrollar tu actividad como empresario individual o autónomo.

– Y cuando estés en disposición de iniciar la actividad podrás elegir una de las soluciones de tramitación integrada para que la burocracia no sea obstáculo alguno. En especial, te recomendamos acudir al “Punto de Atención al Emprendedor – Ventanilla Única Empresarial” de tu Cámara de Comercio donde especialistas en orientación y tramitación te lo pondrán todo mucho más fácil.

Y si lo que necesitas es modificar algún aspecto de tu negocio (desarrollando o cambiando de actividades; cambiando la sede, modificando la fiscalidad, incorporando nuevos socios, etc.), igualmente te recomendamos acudir al “Punto de Atención al Emprendedor – Ventanilla Única Empresarial” de tu Cámara de Comercio donde te asesorarán y te ayudarán a efectuar los trámites necesarios.

El compromiso de las Cámaras de Comercio con los emprendedores y la creación de empresas

En España las Cámaras de Comercio colaboran activamente en todos los pasos necesarios para abrir tu negocio. Para que crear una empresa o reorientar tu negocio no sea una carrera de obstáculos, te facilitan esta atención integral en un único punto de atención que seguramente la tienes ahí cerca, en tu ciudad o una próxima a la localidad en la que resides.